Categoría: Amor, Reflexiones Comentarios: 0 6

[themoneytizer id=”59964-31″]

Un corazón agradecido es un imán para las mejores cosas de la vida

La gratitud sincera es la herramienta más poderosa para que el universo sepa qué cosas queremos en nuestras vidas. Un corazón agradecido se convierte en el receptor más fuerte de más y más razones para estar agradecido.

“Todo lo que podemos decir es que estamos vivos en los momentos en que nuestros corazones son conscientes de nuestros tesoros.” 

La gratitud presupone la comprensión de que en cada situación hay algo que salvar, algo que puede sumar a nuestra vida. Cuando nos acostumbramos a ser agradecidos, nos conectamos con lo que nos agrada, incluso en medio de situaciones que no necesariamente elegiríamos conscientemente.

Nada sucede por casualidad

Todo lo que nos sucede, todo lo que está presente en nuestra vida, tiene una razón que tiene que ver con nuestro plan del alma o con nuestro punto de atracción. En cualquier caso, atraemos a nuestras vidas todo lo que necesitamos para llevar a cabo nuestros planes y todo aquello con lo que resonamos.

Cuando hablamos de resonancia, entramos en el mundo de las vibraciones y frecuencias. Una de las mejores formas de elevar nuestra frecuencia vibratoria y crear conscientemente experiencias placenteras en nuestra vida es ser agradecidos.

Necesitamos estar agradecidos por lo bueno en cada situación, no por lo que creemos que nos queda de nosotros mismos. Dicho esto, a todos nos pasan cosas que no nos gustan, pero siempre podemos dedicarles una lección, una herramienta, un aspecto que nos dé una visión más amplia, conocer a alguien… cualquier cosa que suponga un aporte en nuestro Contribuir a la vida y debemos estar agradecidos por ello, sin hacerlo específicamente por la situación que nos ha traído un beneficio directo o indirecto. Al final del día, le decimos al universo qué es lo que más queremos en nuestras vidas.

“Una actitud de gratitud atrae grandes cosas”. yogui bhajan

Atención a las emociones

Más allá de las palabras, está el cómo nos sentimos, que está íntimamente relacionado con nuestra vibración. Nuestras emociones constantemente nos dicen cómo percibimos y reaccionamos a lo que nos está pasando. Por ello, es útil prestar atención a las sensaciones que manifiesta nuestro cuerpo.

Cuando nos sentimos mal, atraemos más cosas a nuestra vida que nos hacen sentir así. Por el contrario, cuando nos sentimos bien, estamos en el terreno de crear experiencias agradables de vivir.

Agradecer

“Cuando expresamos nuestra gratitud, nunca debemos olvidar que el mayor aprecio no está en decir las palabras, sino en vivir de acuerdo con ellas.” John Fitzgerald Kennedy

Dar gracias va más allá de decir gracias, que puede responder a un gesto de cortesía o de educación, el agradecimiento genuino significa apreciar, reconocer, seguir adelante. La gratitud se aprende, podemos cultivarla. Podemos acostumbrarnos a hacer pausas en nuestros días para identificar nuestra abundancia, para reconocer todo aquello por lo que debemos estar agradecidos, para reconocer su valor, su significado, su aporte a nuestras vidas.

Esta sencilla práctica es súper poderosa, conecta con lo que tenemos, con lo que somos, e incluso nos permite reconciliarnos con nosotros mismos, con nuestros logros, con lo que hemos hecho, y a partir de ahí comenzamos a atraer cosas maravillosas a nuestras vidas.

Ahora que termino esta publicación, respira hondo, cierra los ojos y recuerda cinco cosas por las que estar agradecido. Te aseguro que donde hay gratitud, el malestar le cuesta penetrar… Y al final, lo más importante es sentirse bien, y la gratitud es un camino sin atajos en esa dirección.

[themoneytizer id=”59964-16″]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.