Categoría: Reflexiones, Salud y Recetas Comentarios: 0 1

Cómo la curación del trauma es la clave de la felicidad

Tendemos a asociar la felicidad con estar despreocupado, encantado, atrapado en un lugar donde todo está bien con el mundo. De lo que no nos damos cuenta es de que la felicidad está disponible para nosotros en todo momento; sólo tenemos que buscarla. En el siguiente artículo vas a descubrir cómo la curación del trauma es la clave para la verdadera felicidad en la vida.

El trauma es un tema incómodo para muchos. No es algo de lo que se escuche con frecuencia, aunque el 60 por ciento de los adultos reportan algún tipo de abuso o trauma en su niñez. Y menos aún se habla de las herramientas para curar el trauma: descubrirlo, enfrentarlo, sentir el dolor que lo acompaña y luego dejarlo ir.

La falta de discusión sobre el trauma se debe en parte a la cultura, pero también a que el trauma es elusivo.

Es tan abrumador que el cerebro a menudo trata de enterrarlo. Es demasiado doloroso lidiar con eso, por lo que la mayoría lo rechaza o lo racionaliza y sigue con sus vidas. Esto funciona a corto plazo, pero a largo plazo, el trauma latente puede afectar su respuesta al estrés, desencadenar la liberación crónica de cortisol, disminuir la regulación emocional y desencadenar una variedad de comportamientos disruptivos.

Asimismo, curarse de un trauma es una de las decisiones más extraordinarias. Desbloquee la felicidad, la gratitud, el optimismo, la productividad y una nueva apreciación de la vida.

¿Qué es un trauma?

La Asociación Estadounidense de Psicología define el trauma como “una respuesta emocional a un evento horrible como un accidente, una violación o un desastre natural”. Las experiencias de vida como el divorcio, la enfermedad y la muerte también pueden ser traumáticas. El shock y la negación generalmente se sienten después del trauma. A largo plazo, pueden ocurrir flashbacks, emociones fugaces y síntomas físicos como dolores de cabeza, náuseas y fatiga.

Aunque estas reacciones son normales, pueden dificultar la vida.

Superando el trauma

Nasha Winters, especialista en cáncer y trauma, habla sobre cómo superar el trauma infantil y cómo impacta profundamente en el rendimiento.

“Las técnicas para erradicar el trauma son mucho más fuertes hoy [que nunca]”, dice Ella Winters, “podemos recircular nuestra psicología”.

Un pasado difícil no tiene que proyectar una sombra sobre tu vida para siempre. Veamos cuatro formas en las que puedes sanar.

La meditación regular reduce el estrés crónico y, junto con la psicoterapia, puede ayudar a sanar traumas pasados.

¿Cómo reconecta el trauma su cerebro? (No todo es malo)

El trauma afecta significativamente nuestra biología. Después de una experiencia traumática, nuestros cerebros pueden quedar atrapados en el modo de lucha o huida, buscando constantemente amenazas y bombeando cortisol incluso en ausencia de un factor estresante.

El hipocampo y la corteza prefrontal, dos regiones del cerebro involucradas en la regulación de las emociones, pueden encogerse debido a una combinación de estrés y un deseo constante de suprimir el dolor emocional.

El trauma de una infancia difícil, la adversidad vivida antes de los 18 años pone en riesgo a la persona:

  • Depresión
  • Miedo
  • Disminución de la eficiencia en el trabajo.
  • Problemas para dormir
  • Estrés crónico
  • Alcoholismo
  • Adicción
  • Suicidio

El trauma es claramente destructivo, pero también está la otra cara de la moneda: “Lo que no te mata te hace más fuerte”. Tuviste suficientes recursos para superarlos, incluso si sufriste un trauma en el camino. Aprender a soltar viejos patrones y experiencias traumáticas puede darnos lo mejor de ambos mundos: la resiliencia de quien se está superando y el optimismo y la libertad de espíritu de quien se está curando.

Formas de sanar el trauma emocional

Aquí hay cuatro formas de superar el dolor emocional y superar un pasado traumático, según la ciencia.

1. Neurofeedback: resultados instantáneos

El neurofeedback es probablemente la forma más eficiente de lidiar con el trauma y aprender más sobre nuestras emociones y cómo funciona nuestro cerebro.

Con la técnica de neurofeedback, se conectan una serie de electrodos a la cabeza del paciente, que visualizan su propia actividad cerebral en tiempo real. Con estos datos, la persona puede entrenarse para tener ondas alfa más altas: las ondas cerebrales tranquilas y enfocadas que se producen durante la meditación profunda.

El perdón es la forma más rápida de dejar atrás las experiencias dolorosas y aumentar permanentemente las ondas alfa. Enfrentar el trauma, sentir el dolor, encontrar el perdón y soltar, todo con la guía de neurofeedback y terapeutas calificados, es una excelente manera de reconfigurar tu cerebro frente a la experiencia traumática. Y gracias a la neurorretroalimentación, puede ver cómo su cerebro resuelve el trauma y se fortalece en tiempo real.

2. Terapia EMDR para reconfigurar la respuesta a los desencadenantes

La terapia de desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares (EMDR, por sus siglas en inglés) ayuda a encontrar los desencadenantes que están causando un patrón o ciclo traumático en la actividad cerebral de una persona y los entrena para recalibrar su cerebro y procesar el evento que ocurre. causó el efecto emocional.

En una sesión de EMDR, se observan ligeros movimientos oculares de izquierda a derecha a velocidades específicas. Este movimiento pone al cerebro en un estado en el que puede detectar y lidiar con eventos estresantes mucho más fácilmente. Un terapeuta guía a la persona a través de los eventos, los procesa y reconfigura su respuesta cerebral para que sea y responda mejor.

Todavía no está claro exactamente cómo o por qué funciona EMDR, pero una extensa investigación ha demostrado que es eficaz para curar traumas emocionales a largo plazo.

3. Terapia psicodélica

Hay estudios clínicos que han encontrado que las experiencias psicodélicas con hongos o LSD combinadas con psicoterapia pueden revertir la depresión resistente al tratamiento a largo plazo después de solo una o dos sesiones.

La terapia psicodélica también aumenta permanentemente los puntajes de apertura de las personas, lo que se correlaciona con una mayor creatividad, y el 70 por ciento de las personas que tomaron psicodélicos por primera vez calificaron la experiencia como una de las cinco mejores experiencias de sus vidas.

Hablamos de terapia psicodélica porque la ciencia lo avala, pero es necesario aclarar que debe realizarse en un ambiente seguro y bajo supervisión médica certificada, y en un país o localidad donde sea legal. Y no, no es algo nuevo ni un legado del 68 de mayo, hay una tradición milenaria de conectarse a estados superiores de conciencia entre los pueblos nativos americanos, en México con el peyote y entre los pueblos amazónicos de Sudamérica con la ayahuasca por ejemplo. .

4. Meditación (especialmente en relación con la psicoterapia)

El trauma es claramente destructivo, pero también hay una otra cara de la moneda: “Lo que no te mata te hace más fuerte”.

La meditación es una práctica increíble con muchos beneficios. Es gratis, puedes hacerlo en cualquier lugar, en cualquier momento, y realmente funciona para un cerebro más fuerte y una conciencia más consciente de nuestras emociones.

La meditación regular reduce el estrés crónico y aumenta las ondas cerebrales alfa, que están asociadas con la calma y la felicidad. La meditación también aumenta la regulación emocional, la inteligencia emocional, la autoconciencia y la creatividad, todo lo cual disminuye el trauma.

El aumento de la autoconciencia emocional y las ondas alfa más altas hacen que sea más fácil para una persona descubrir conexiones cerebrales negativas causadas por un trauma, verlas por lo que son y reconfigurar su respuesta. Para una experiencia de meditación más intensa, prueba un retiro de meditación en silencio de 10 días.

Vive sin cargas ni cadenas

Para lograr el máximo crecimiento y superar el trauma, es ideal combinar la meditación con la psicoterapia. Un buen terapeuta guía a través de las emociones y ayuda a sanar; En la meditación, por otro lado, eres tu propio guía y maestro.

Vale la pena abrir las compuertas del pasado para sanar y seguir adelante. Tomar la decisión de hacerlo es un gran paso, elimina las cadenas que te impiden alcanzar tu máximo potencial.

Así que te estarás preguntando, ¿por dónde empieza la curación del trauma? Empieza por estar dispuesto a descubrir la verdad de tu pasado, estar dispuesto a sentir las emociones que te sacuden y desestabilizan, y también empieza por estar dispuesto a cambiar. Cuando te sientas preparado para dejar de evitar tu dolor, entonces podrás empezar a curarlo.

[themoneytizer id=”59964-31″]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.