Categoría: Espiritual Comentarios: 0 1

[themoneytizer id=”59964-28″]

El color de su aura

Una guía sobre cómo conocer su color y significado

El color de tu aura es una parte fundamental del autoconocimiento para nuestro desarrollo personal. El color del aura influye en la forma en que la gente nos ve, y en su percepción de nosotros.

El aura es un campo energético que rodea a todos los seres vivos y es emitido por ellos. Es el campo electromagnético de nuestro cuerpo y su forma, tamaño y color están influidos por nuestra salud física, nuestro estado emocional, nuestros pensamientos, nuestra forma de vivir y nuestra espiritualidad. Todos estos aspectos están inextricablemente unidos y afectan tanto al cuerpo como a los demás.

El aura es la fuente energética que todos poseemos desde el día en que nacemos y nos acompañará hasta el día en que muramos; es una parte fundamental del autoconocimiento para nuestro desarrollo personal. El color del aura influye en la forma en que los demás nos ven y en la percepción que tienen de nosotros.

Para conocer el color de tu aura prueba el siguiente método:

Colócate junto a una pared blanca, haz un pequeño punto a la altura de tus ojos y mirándolo, básicamente, con la nariz pegada a la pared, respira profundamente y no pienses en nada, relájate y concéntrate sólo en el punto, permanece así unos minutos. Después de un rato, deberías poder visualizar el reflejo de tu aura a tu alrededor. La primera vez, casi nunca funciona, pero si lo intentas repetidamente, lo conseguirás.

Significado de los colores del aura:

Rojo:

Denota una naturaleza fuerte y dominante, el tipo que solemos llamar «personalidad magnética», que se reconoce en pioneros y en dirigentes de empresas audaces.

Naranja:

Nos habla de una personalidad vital, enérgica y activa. Esas personas con frecuencia dominan a otras con la sola fuerza de su vitalidad.

Amarillo:

Personas brillantes y optimistas, Periódico Mi Casa – Aura 2rodea a personas que son inteligentes y capaces, especialmente en asuntos de negocios. Son animosas y a la vez precavidas.

Verde:

Crecimiento, individualismo, energía y previsión. Es el color del ego.

Azul:

De naturaleza artística y armoniosa, así como comprensión espiritual.

Violeta e índigo:

Es el color más espiritual, ya que contiene la espiritualidad del azul sumada a los elementos de vitalidad y poder del rojo.

Blanco:

Completa armonía y pureza.

Oro:

Protección y purificación, color guía lleno de conocimiento.

Rosa:

Refinado y modesto, se manifiesta con frecuencia en sujetos que gustan de la vida tranquila en un ambiente bello y artístico.

Negro:

Hablando con exactitud, no se trata de un color sino de la ausencia éste. Odio, discordia y de malos pensamientos.

Gris:

Fríos y duros hacia el mundo exterior, son muy convencionales y carecen por completo de imaginación.

La mejor manera de aprender a ver tu propia aura es practicar y por eso te animamos a que lo pruebes. Puede ser una experiencia fascinante, incluso sin ser capaz de descifrar correctamente los colores. Esperamos que este artículo haya sido útil y que hayas podido aprender algo nuevo o inspirarte para el futuro. ¡Disfruta viendo el aura de los que te rodean!

[themoneytizer id=”59964-31″]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.