Categoría: Espiritual Comentarios: Un comentario 3

[themoneytizer id=”59964-28″]

Rompe patrones mentales y vive en abundancia

¿Qué es la abundancia?

Abundancia, en uno de sus significados, significa “una gran cantidad de algo” y puede referirse a la riqueza, la prosperidad y el bienestar. De acuerdo con las Leyes de la Abundancia, es probable que el pensamiento positivo esté directamente relacionado con estas creencias.

Diferentes tipos de abundancia o riqueza.

Riqueza material:  Generalmente asociamos la palabra abundancia con riqueza. Y no está mal, claro que no. Excepto que la riqueza no es solo material. ¡Hay tantas maneras de hacerse rico!

Riqueza Espiritual: Esta viene del alma, de los dones, de la capacidad de amar, de dar, de ser, de soñar, de imaginar. La abundancia de regalos hace que la gente sea inmensamente rica.

Riqueza Humana: El capital humano es una de las formas más importantes de riqueza. Este capital se compone de esfuerzo, talento, conocimiento e inteligencia. La educación es la forma de liberar el potencial de este capital humano.

Cómo atraer la abundancia

“La imaginación lo es todo. Es el anticipo de las próximas atracciones de la vida.” Albert Einstein

En primer lugar, como dice el refrán, “Donde pongo el ojo, allí pongo la pelota” te convencerá. En otras palabras, atraemos lo que pensamos.

Además, ¡no creas que esto funciona “como magia”! La verdad es que funciona, pero no de la manera que a todos nos gustaría. Si fuera tan fácil, todos seríamos asquerosamente ricos.

Hay que tener mucho cuidado al hacer preguntas. No se trata de repetir como loros lo que queremos, se trata de darle a nuestros deseos un sentimiento verdadero que brota bien del alma.

Los pedidos deben ser muy puntuales. Uno puede enviar una solicitud al universo de abundancia, pero si no especificamos qué tipo de abundancia queremos… ¡cuidado con eso! Las cosas malas también pueden venir en abundancia.

Por ejemplo, puedes pedir abundancia en amor, salud y dinero, ¿por qué no? Tal vez suficiente dinero para llevar una vida un poco más cómoda.

Usar afirmaciones

Repetir palabras no es suficiente. Las afirmaciones deben ser concretas, al punto, específicas, creativas, realistas, positivas, atractivas y poderosas. Hazlos creíbles.

Creer es crear: significa que no hay que ver para creer que algo existe, solo hay que creer que existe, y así… ¡se crea!

Hay tres pasos preliminares antes de poner nuestros deseos en palabras: visualización, emoción y gratitud.

Visualización:

  • Encuentre un momento de tranquilidad para concentrarse correctamente.
  • Cierra los ojos y calma tu mente.
  • Inhala profundamente y exhala lentamente.
  • Cede a los deseos y recíbelos con amor.
  • Visualiza y concéntrate en creer que algo se está creando.
  • Crea imágenes nítidas como si ya las conocieras.
  • Exige con convicción lo que tu mente ha creado.

Emoción:

  • Si no te importa lo que piensas, no podrás atraerlo
  • Observa las emociones que la imagen que creaste desencadena en ti.
  • Las emociones positivas dan gran energía al pensamiento.

“No atraemos lo que queremos, sino lo que sentimos”. Wayne Dyer

Agradecimiento:

Antes de que se hagan realidad tus afirmaciones que has pensado con tanta emoción y amor, agradece lo que sea que esté por llegar a tu vida.

La suma de visualización, emoción, gratitud y las palabras expresadas harán que tus afirmaciones sean poderosas. ¡Siéntete capaz de hacerlo porque te lo mereces!

Rompe patrones mentales

Para atraer, debemos modificar nuestros patrones mentales (que están preestablecidos en la mente). Pero…

¿Qué son los patrones mentales?

Son los hábitos diarios a los que estamos acostumbrados y para cambiarlos debemos crear día a día nuevos pensamientos para que sustituyan a los que ya tenemos. Aunque estos ya tienen una gran carga emocional, también se pueden transformar.

Los pensamientos crean nuestra vida y son el primer eslabón de cualquier actividad. Por lo tanto, cambiar patrones mentales realiza una tarea interna hasta convertirnos en la persona que queremos ser.

8 pautas para cambiar patrones mentales

  1. Enfócate en lo que quieres.
  2. Sé consciente de lo que estás pensando.
  3. Dirige tus pensamientos hacia donde quieras que estén.
  4. Reconoce tus emociones dominantes.
  5. Trabaja mentalmente en lo que quieres para ti.
  6. Imagina un paso más allá de donde estás ahora.
  7. Cuando te levantes por la mañana, concéntrate en las cosas que quieres que te sucedan.
  8. Cuando te lleguen emociones negativas, dirige tu pensamiento hacia el bienestar.

Recuerda que puedes lograr tus metas a través de tu estado emocional y mental.

¿Estás listo?

[themoneytizer id=”59964-31″]

Comentar (1)

  • Rolando García Ramírez Responder

    Agradezco a Dios , al universo y a las personas que hacen posible Qué está información llegué a mi VIDA.

    04/03/2022 a las 2:31 PM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.