Categoría: Familia, Noticias Comentarios: 0 2

La Realidad de las mujeres en el área digital en 2022. Contada por ellas mismas

Es imposible pasar por alto días como hoy, especialmente para las mujeres, además de ser una ser milagroso, el cual da vida es una de las creaciones más perfectas de la naturaleza, y vemos este informes de marketing4ecommerce que son muy interesantes. Queremos compartir contigo.

[themoneytizer id=”59964-28″]

Un día como hoy, de 1975, Naciones Unidas proclamó el primer Día Internacional de la Mujer para demostrar la lucha de las mujeres por los derechos de las trabajadoras. Si bien esta iniciativa inicialmente no ganó el apoyo de muchos países, cada año más países se unieron a la acción, lo que llevó a avances significativos en el papel de la mujer en la sociedad y el lugar de trabajo.

Sin embargo, los números muestran que todavía tenemos un largo camino por recorrer. Si miramos al sector del marketing digital español, la desigualdad de género es visible incluso en las regiones más altas. Para conocer las realidades de la industria, entrevistamos a 14 mujeres destacadas de diferentes empresas locales que consideran el espacio que ocupan las mujeres en la industria, la dificultad para avanzar, la subestimación de los negocios, los roles de los hombres y las diferencias de género en su vida cotidiana. son grabados.

Solo el 34% de los puestos directivos de las empresas españolas están ocupados por mujeres.

Según el informe Women in Business 2021 de Grant Thornton, el porcentaje de mujeres en puestos de alta dirección en España es del 34%, el mismo que hace dos años. Esto nos sitúa en la media europea, pero apunta a un estancamiento hacia la paridad.

Por otro lado, un estudio del grupo ClosinGap constató que menos del 25% de las mujeres ocupan puestos directivos en España, muy por debajo del umbral del 40% para empezar a hablar de igualdad. Económicamente, los hombres en la UE ganan de media un 14,1 % más que las mujeres. De hecho, a pesar de constituir el 51,4% de la población en edad de trabajar, generan el 41,5% del PIB nacional.

Incluso teniendo en cuenta esta diferencia, si España aumentara el número de mujeres que ocupan puestos de liderazgo en sectores gubernamentales clave para alcanzar la paridad, el PIB relevante sería de 1.700 millones de euros, un aumento del 18,6% (equivalente a 264.000 millones de euros) en comparación con el nivel actual.

Directivas españolas nos cuentan su experiencia

Para conocer más sobre las realidades de la industria, entrevistamos a varios gerentes de las industrias de marketing digital y comercio electrónico que nos hablaron sobre sus prácticas laborales y perspectivas personales sobre su causa por la igualdad de género. Las respuestas varían mucho, pero la conclusión general es que, aunque se ha avanzado en la lucha por la igualdad, las barreras para el trabajo de las mujeres siguen siendo altas. Ya sea debido a la política de la empresa, la falta de empatía por los compañeros de trabajo o incluso el sesgo del cliente.

Estas son las mujeres que entrevistamos (en orden alfabético):

  • Anna Espolet – Responsable de Transformación Digital en Educo.
  • Carmen Brioso – Gerente de Comercio Electrónico en Farmacias Direct.
  • Cristina Jover – directora y fundadora de Sentido Comunicación.
  • Esther Molina – Co-Fundadora de Mujeres Líderes Emprendedoras.
  • Irena Campos Cantador – directora y fundadora de Arte La Chula.
  • Judit Escudero – Gerente de Marketing Ibérico en Channable.
  • Liliana Labarthe – Directora de Marketing Corporativo de Logisfashion.
  • María Borras – Gerente de Marketing de Cosmética Fresca.
  • Mariana López Casanueva – Directora de Marketing, UPS España y Portugal.
  • Marina Moya – Consejera Delegada de Bolsalea.
  • Michela Toffali – Gerente de Marketing, Retail Rocket.
  • Mónica González – Directora de País de Axicom.
  • Puri Vicente – CEO de ARGOT Red Social.
  • Raquel González – Directora de Comunicación de El Tenedor.

¿Qué espacio ocupan las mujeres en el mundo digital?

En general, los encuestados creen que la brecha de género en el marketing digital es menor que en otras áreas. Por ejemplo, Raquel González asegura que “el papel de la mujer es cada vez más determinante”. De hecho, las mujeres constituyen más del 70% de los puestos de trabajo de las consultoras de comunicación y relaciones públicas. ”

La country manager de Axicom, Mónica González, también confirma esta cifra, aunque explica que hay menos del 60% en el directorio. Y está más en conflicto, debido a según el estudio La mujer en comunicación y RRPP en España, realizado por ADC (Asociación de consultoras de comunicación) en 2021, las mujeres aportan aumento de rentabilidad, creatividad y productividad», dijo Monica.

En el caso del principal personal de marketing en el precio minorista de Michela Toffali, hay una diferencia en el papel, jugando en mujeres y hombres en una comunidad digital. “La principal diferencia en las comisiones: encuentro que muchas mujeres soportan la estrategia de operación, tal vez significa que los hombres todavía técnicamente de lo que explicamos y creemos que el número de digital relativamente nuevo, porque” no hay tradiciones dominantes fuertes que nos quieren.

Transmisión más amplia de TIC, la diferencia es más clara. Por ejemplo, para Marina Moya “en volumen digital hay algunas mujeres. Solo mire Twitter, busque temas digitales y la mayor parte de la conversación será entre hombres, con menos mujeres. Según el consejero delegado Bolsalea: “La raíz de esta desigualdad es que todavía muy pocas mujeres optan por estudiar tecnología. Es entonces cuando tenemos que actuar fomentando la formación en habilidades digitales de las mujeres”.

Otras directoras como Liliana Labarthe, Carmen Brioso, Mariana López Casanueva y María Borras también creen que todavía es un mundo liderado por hombres.

Mujeres y Liderazgo

Para Liliana Labarthe, “el liderazgo femenino es el motor de todas las empresas, aunque no siempre va acompañado de un liderazgo real (a nivel de título, cargo, salario o poder)”. Por otro lado, según Judith Escudero: “Dado que se trata de una industria relativamente nueva, las mujeres han estado muy involucradas en la industria desde el principio, aunque posiblemente en puestos de nivel bajo o medio en lugar de puestos de dirección física. ”

Ante esto, Esther Molina señala: “Cada vez más mujeres están asumiendo roles de liderazgo en industrias muy disruptivas como la e-health o todos los campos relacionados con la salud, donde están implementando proyectos de inversión o participando en el sector financiero. aumentando la fuerza. ”

Según Irena Campos, “Hay muchas mujeres líderes, pero si miras de cerca, la gran mayoría son emprendedoras, y en las empresas que se han fusionado o surgido, no hay tantas mujeres líderes”.

Entre el suelo adhesivo y el techo de cristal

Ante la pregunta de qué es más importante en términos de desigualdad en el entorno laboral, la respuesta es casi unánime: los techos de cristal. Aunque, como advierte Raquel González, “ambos persisten en la sociedad y dificultan que las mujeres avancen en sus carreras, empresas, organizaciones y empleados deben trabajar juntos para que este fenómeno desaparezca”.

Por ejemplo, Michela Toffali ha experimentado ambas cosas: “Caminé por pisos sucios cuando era joven y no era muy buena para decir y obtener lo que quería. Después de 20 años de trabajo, diría que el techo de cristal ahora es más pesado. Eso depende de su país y cultura y de cuánto ha crecido en su carrera.

“Por otro lado, Judith Escudero argumenta que los puestos directivos suelen ser rechazados por las propias mujeres porque “seguimos desempeñando una serie de roles interrelacionados en la familia y la sociedad (los roles de madre y cuidadora familiar). a nosotros fuera de la oficina ».

Imagen de mujeres embarazadas y trato desigual

Ante la pregunta de qué vagos condicionantes impiden ascender o ocupar puestos de responsabilidad, casi todos señalan que, como dice Marina Moya, “la brecha de género está muy relacionada con la imagen falsa de la mujer como la mejor ama de llaves de los empleados. persona correcta”.

En este sentido, Toffali, como mujer, se autolimita señalando sus defectos y sintiendo que no es lo suficientemente buena. “Espero que las empresas puedan enseñar a las mujeres a ser más seguras y menos autocríticas”, agregó.

Para Liliana Labarthe, “la capacidad de conciliar las responsabilidades familiares, las responsabilidades del cuidado de los hijos y los roles importantes a largo plazo” se ha vuelto complicada.

Dadas estas diferencias, muchos de estos líderes digitales informaron que sus pares experimentaron algún tipo de trato desigual. Principalmente en cuanto al salario, aunque también se mencionan conductas hostiles, distracción en el trabajo y alusiones al cuerpo.

Incluso, Puri Vicente, es un gerente general de su propia compañía, ha sufrido la discriminación en el trato por parte de clientes, al punto de tener que contratar a un ejecutivo de cuentas de género masculino «al que sí hacen caso. Aunque la especialista sea yo».

¿Qué determina el empoderamiento del área: empresa o especialista?

“Creo que es una combinación de los dos”, respondió Judith Escudero, coincidiendo con la mayoría. “Por un lado, las empresas deben proporcionar igualdad de condiciones a la hora de contratar o ascender. Pero, por otro lado, nosotras mismas las mujeres trabajadoras debemos dejar de exigirnos tanto fuera de la oficina para seguir una carrera más difícil” – explicó la directora Channable.

Por otro lado, Ana Espolite dice que “depende del nivel cultural, normalmente del cargo directivo”. Para Raquel González, sea cual sea el ámbito, “la igualdad empieza por respetarnos y tratar a los demás como queremos que nos traten”. Según María Borrás, “depende muchas veces de la red”.

Para Cristina Jover, la responsabilidad es clara: “La empresa tiene la responsabilidad de trabajar por la igualdad y tomar medidas para apoyarla y fortalecerla.

En cuanto a los puestos de trabajo donde la desigualdad de género es más importante, la mayoría respondió que se trata de puestos directivos. Cree que además de Esther Molina, es posible que mandos intermedios estén intentando entrar en estos puestos más directivos. Puri Vicente, que cree que “no hay duda de que se sufre más en los puestos inferiores”. y Mariana López Casanueva, que destaca “la desigualdad de género, especialmente entre los empleados del sector logístico”.

Por otro lado, para Michela Toffali, no importa si eres el más bajo o el más alto: “Si tu jefe y tu equipo no te apoyan, entonces la desigualdad encontrará un buen lugar para crecer”.

Startups, un campo imposible de conquistar

Los encuestados expresaron su opinión sobre la baja capacidad de liderazgo de las mujeres en las startups en España. Por ejemplo con Puri Vicente, esto se debe a circunstancias personales: “Cuando éramos jóvenes, no competíamos por proyectos porque estábamos demasiado ocupados buscando un trabajo estable. Cuando cumplimos 30 años, tenemos que elegir entre cumplir nuestros sueños profesionales o ser madre.

Liliana Labarthe también encontró la respuesta: “Es un trabajo o proyecto 24/7 y sin la ayuda de la familia o la comunidad es muy difícil emprender una empresa que requiere todos los sentidos, cuidar y esforzarse al máximo”. Y Cristina Jover agrega que «una mujer joven que quiera ser madre busca cierta estabilidad para poder quedarse embarazada sin que peligre su negocio, por duro que parezca es así. Un hombre no se queda embarazado».

Para Ana Espolet, aunque ha habido una industria muy desigual a lo largo de los años, “la realidad no es ahora, pero la percepción sigue siendo muy parecida al escenario antiguo”.

Al respecto, Mariana López Casanueva ofrece cifras alentadoras: “La tasa de mortalidad en las empresas dirigidas por mujeres es del 29% frente al 56% en las empresas dirigidas por hombres. De hecho, creo que ya lo estamos empezando a ver.

¿Qué te falta en términos de verdadero poder, liderazgo e igualdad?

Según Raquel González, “no hay mayores sinergias entre empresas, trabajadores y organizaciones”. Tanto Mónica González como Esther Molina querían que las mismas mujeres supieran tomarse más en serio.

Refiriéndose a la actual política de género, Liliana Labarthe dijo que “no se debe forzar a la misma cantidad de mujeres en ciertos puestos de la empresa, sino que se debe apoyar para que el empoderamiento se haga realidad y dependa. Se podría capacitar mejor a las mujeres para que valoren y comprendan sus lugar como líder.

Para Cristina Jover: “La empresa tiene un tema cultural importante. Muchas empresas, especialmente las más grandes, siempre tienen mujeres en sus directorios. Además, hay una falta de conciliación efectiva ya que las mujeres tienden a abandonar la escuela por motivos familiares”, dijo.

Finalmente, Marina Moya dijo: “Si dejamos de hablar de hombres y/o mujeres en el ámbito laboral y los reducimos a profesionales, independientemente del género, edad, origen, ideología, política, apariencia, función, me atrae la diversidad, etc.”

¿Ha avanzado la lucha por la igualdad? Resultados para hombres, mujeres y empresas

  • Todos menos dos encuestados creen que la igualdad en el lugar de trabajo ha mejorado en los últimos dos o tres años.
  • En cuanto a lo que hacen las empresas para lograr la igualdad de género, las puntuaciones van del 1 (nada) al 10 (mucho), con una media de 5,78 y puntuaciones que van del 2 al 10.
  • Respecto al trabajo de la organización, aunque la diferencia entre las puntuaciones individuales es pequeña, la puntuación media es la misma.
  • La puntuación media de los hombres es de 4,78, que es un suspenso en una escala del 1 al 7.
  • Finalmente, los encuestados califican que las mujeres trabajan duro para lograr la igualdad de género, con una calificación promedio de 6.71, la más alta.

[themoneytizer id=”59964-31″]

Cuando todos creen que eres una mujer fuerte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.