luz para otra persona
Categoría: Reflexiones Comentarios: 0 0

¿Qué tipo de luz eres para otras personas?

Siempre debes ser una persona de luz y de inspiración para las demás personas que te rodean, debes transmitir paz, armonía, positivismo y optimismo, que bonito es que motives a otros para que puedan seguir hacia adelante y jamás desistan de sus metas, así que analiza que tipo de luz eres y si te sientes a gusto con ese resplandor que irradias hacia los demás.

Si tú tuvieras una caja de fósforos y enciende uno con seguridad te va a dar luz unos segundos y el viento rápidamente acabaría con esa luz que provee el fósforo, ahora si tú fueras una veladora dependiendo de la cantidad de cera o del viento o de quien pase y sople es el tipo de luz que tú darías porque la llama solo durará un tiempo.

Si tú fueras un foco o bombillo, la electricidad sería necesaria para encenderte o bien necesitarías baterías para poder funcionar, pero si se va la electricidad o si las baterías se agotan esa luz se apagaría entonces ya te preguntaste que tipo de luz quisieras ser en realidad, con que tipo de luz te gustaría identificarte siempre.

La luz del astro sol, esta luz ilumina en todo momento a quien esté cerca de él, por donde están estos rayos de luz van a iluminar a cada persona, cosa o situación que se presente, así que esta es la luz más importante que deberíamos de tener todos, que bonito es tener una luz propia, una luz que ilumine tu camino y el de otros siempre.

Nosotros somos energía y si irradiamos una luz positiva y brillante para otras personas obviamente todo cambia a nuestro alrededor, analiza un momento que tipo de luz eres y ponte a prueba por un momento y después de que analices que tipo de luz eres, fíjate que pasa alrededor de ti.

Si tú eres madre o padre, si tú eres empleado, si tú eres jefe o jefa, en fin no importa que papel desarrolles dentro de esta sociedad ni qué tanto te dediques a hacer, cuando tú descubres tu luz, ahí te vas a empezar a dar cuenta como va a afectar a quienes están a tu alrededor, así que trata que esa luz tuya no ilumine sólo tu camino sino que también ilumine el camino de los demás.

No seas esa llama que se apaga con cualquier ventarrón que pasa a la primera, se luz que ilumina, se luz que da a los demás algo positivo, porque todo aquello que tú das tarde o temprano se regresa, eso si, no esperes que las cosas sucedan de un día para otro y menos si no estas acostumbrado o acostumbrada a iluminar tu camino y el camino de los demás.

Que se note que hay amor en tu persona, que se note que quieres ser una persona que quiere dar y que está dispuesta a recibir cosas buenas, cosas positivas, así que disfruta esa emisión de luz que eres capaz de dar a otros y cuando puedas dar y ayudar a alguien de corazón hazlo porque Dios y el universo se encargarán de devolvértelo con muchas más bendiciones para tu vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.