Categoría: Test Comentarios: 0 2

Test ¿qué harías primero? Tu reacción revelará lo que más obsesiona a tu personalidad

¿Te gustan los tests visuales de personalidad? Pues aquí tienes un entretenimiento atípico, repleto de desastres, emergencias y aberraciones.

En este test, deberás centrarte en qué sería lo primero qué haríassi entraras en el piso de la imagen y te toparás con la cafetera hirviendo, el teléfono sonando, el bebé llorando y el perro mordiendo el sofá.

Una vez hayas elegido tu desastre prioritario, sabrás precisamente detalles de tu personalidad como lo que más te importa, te obsesiona y te preocupa.

¡Ah! Y no olvides compartir este test visual con amigos y familiares si te ha gustado. Debatid respuestas y opiniones, porque seguro que cada persona reaccionará de forma diferente.

Advertencia: ningún bebé o sofá ha sido herido o dañado durante la producción de este test visual.

Test visual de los desastres: ¿qué emergencia detendrías primero?

Las instrucciones para superar este test visual son la mar de sencillas: fíjate en la imagen de arriba y decide qué emergencia o desastre detendrías primero. A continuación, lee la explicación correspondiente para saber más sobre tu personalidad.

No te lo pienses demasiado porque no existen respuestas correctas o incorrectas. Por ejemplo, elige el primer elemento que veas, o aquella emergencia que logre removerte por dentro. De esta forma, te dejarás llevar por la intuición y evitarás recurrir a la lógica o a la razón, que en estos tipos de tests pueden emponzoñar el resultado.

Ten en cuenta que este test visual tiene 0 credibilidad científica o terapéutica. El objetivo principal es que pases un buen rato, así que no te tomes el resultado en serio. ¡A disfrutar!

1. Si has decidido apagar la cafetera hirviendo…

Si lo que más te preocupa es la cafetera, seguramente esta representa tu personalidad apasionada y temperamental. Cuando te enciendes por algo (has tomado una decisión, alguien te ha hecho enfadar, un ser querido te pide ayuda…) dejas todo lo que tenías entre manos para cumplir este nuevo objetivo. En este sentido, casi nadie es capaz de detenerte cuando estás así.

Quizás el gran problema de tu forma de ser es que pierdes la concentración con demasiada facilidad y cambias constantemente de rumbo. La próxima vez que parece que ocurra algo desastroso (es decir, que escuches una cafetera metafórica silbar), apaga tu temperamento y medita si realmente se trata de una emergencia o si puedes seguir con tu plan inicial.

2. Si has decidido atender a la llamada…

Si lo que más te preocupa es descolgar el teléfono y ver qué quiere la otra persona, seguramente eres alguien responsable y diplomático que sabe cómo tratar a los demás en cualquier ámbito (social y laboral). Se te da muy bien comunicar, negociar y debatir. Como resultado te granjeas alianzas y socios con tremenda facilidad.

Quizás tu problema sea que te obsesionas demasiado en las llamadas de los demás, es decir, que atiendes muchas peticiones externas, pero no piensas en tus propias necesidades. ¿Qué es aquello que anhelas, pero nunca tienes tiempo de realizar porque antepones al resto? Quizás te sorprendes y escuchas un teléfono interior que lleva sonando en tu alma durante más tiempo de lo que creías.

3. Si has decidido aliviar al bebé que llora…

Si lo que más te preocupa es descubrir por qué llora tanto el bebé (y aliviar su desdicha), es muy posible que seas una persona calmada y además con muchos recursos para aliviar conflictos. Si no tienes una familia formada, seguro que es uno de tus objetivos. O, como mínimo, adoras estar en buena compañía. Mucha gente confía en ti.

Ahora bien, ten cuidado con escuchar llantos de bebé donde no los hay: ¿te has descubierto a veces siendo excesivamente atento hacia alguien, cuando dicha persona no te necesitaba? Puede que busques ser útil en ocasiones innecesarias porque temes la soledad o no ser lo suficientemente importante para los demás. ¡Pero ya lo eres y siempre lo serás!

4. Si has decidido evitar que el perro siga mordiendo el sofá…

Si lo que más te preocupa es evitar que el perro siga haciendo de las suyas, es posible que seas una persona que priorice el orden y la meticulosidad ante todo. Tienes la casa limpia, en el trabajo todo está bajo control, y las discusiones entre tus amigos duran poco porque conoces cómo apaciguarlos y hacerlos entrar en razón. En ese sentido, eres la lógica personificada.

Ahora bien, para ti todas las molestias son igual de gordas; en ocasiones ves metafóricos perros portándose mal por todas partes cuando en realidad la situación no es tan terrible. Eso te impide descansar y desconectar. O provoca que acumules ansiedad y estrésy que explotes en los momentos más inesperados. ¿Has echado broncas a alguien cuando no se las merecía?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.