Estas cansad@ de una relaciona tóxicas?
Categoría: Reflexiones Comentarios: 0 0

¿Estas cansad@ de una relaciona tóxicas? Ámate lo suficiente como para alejarte

Las relaciones tóxicas son adictivas, destructivas e increíblemente dolorosas. Lo que es peor, una vez que estamos dentro de ellas, puede parecer imposible separarse o romperlas. Ya sea porque dependemos de nuestra pareja emocionalmente, porque tenemos demasiado miedo de irnos, o porque nuestra autoestima está dañada.

Cabe preguntarse ¿Hay forma de dejar una relación disfuncional de este estilo? ¿Y cómo nos curamos a nosotros mismos si finalmente encontramos la fuerza para irnos?

Y sí, si es posible salir con vida de esta clase de relaciones y también es posible sanar los daños que estas nos hayan causado. Todo radica en nuestro nivel de amor propio y de eso precisamente quiero hablarte a continuación…

Ámate lo suficiente y di adiós a las relaciones tóxicas

Puede parecer imposible liberarse de las relaciones tóxicas. Sin embargo, aquí hay algunos consejos útiles que puedes aplicar para comenzar a hacerlo:

1. Date cuenta de que mereces un amor saludable

Parte del problema de dejar las relaciones tóxicas es creer que podemos cambiar lo imposible y convertir el “amor” disfuncional en una relación saludable.

El detalle está en que si desde ahora no crees que mereces una pareja cariñosa, reflexiva y atenta, solo terminarás atrayendo a personas que tampoco creen en ello, y que más bien tienen un comportamiento tóxico.

Cuanto más creas que mereces un amor saludable, más te identificarás con las “banderas rojas” que te harán ver que una relación no es saludable, y por ende, atraerás una relación mucho más funcional.

Y otra cosa, no tengas miedo a estar solo. Muchas veces ese miedo solo provoca que terminemos soportando comportamientos de nuestra pareja que son inadecuados e inaceptables. Créeme, estar solo es mucho mejor que tener tu dignidad y respeto comprometido con alguien más, que dicho sea de paso, es una persona tóxica.

No tengas miedo de alejarte de una relación que es destructiva para tu autoestima y que ya no te sirve.

2. Recuerda quién eres

Es normal que al estar dentro de una relación tóxica olvides quién eras antes de entrar en ella. Esto se debe a que tu autoestima se encuentra lastimada.

Pues bien, una forma de sanar esto tiene que ver con recordar cuáles eran tus valores y darte cuenta de que mereces, como dijimos en el punto anterior, una relación saludable.

Asimismo, deberás analizar cuáles son esas creencias y valores que creaste de esa relación dañina y desintoxicarte de ellas. Otra cosa importante, es recordarte a ti mismo la importancia del “yo”: Tú eres tu propia prioridad.

3. No esperes una disculpa o un cierre de quien te hizo daño

Una de las cosas más dolorosas que vienen con el fin de una relación tóxica es la falta de un cierre… pero ¿Realmente consideras que esa persona que te causó tanto dolor se disculpará y admitirá sus malas acciones?

Muchas de esas personas que buscan un cierre o una disculpa por el dolor o la angustia, por lo general terminan decepcionadas, ya que esa disculpa casi nunca llega, y las personas terminan sintiéndose peor por las cosas que cuando comenzó la conversación.

Ahora bien, quiero que sepas que no podemos controlar a nadie más que a nosotros mismos, no importa cuánto queramos o amemos. Solo tenemos el control de nosotros mismos y nuestro propio deseo de crecimiento y cambio, y en ello debemos basarnos para seguir adelante.

Por lo tanto, si estás intentando cerrar un ciclo con alguien que te causó daño, y esa persona no tiene el más mínimo interés de quedar bien contigo, ten dominio propio y sigue adelante.

4. Abraza el perdón

Si hemos pasado meses o incluso años con alguien que le ha hecho daño a nuestro sentido de autoestima, pero finalmente hemos dado el gran paso de terminar la relación, el perdón puede parecer una tarea imposible.

Sin embargo, este acto es poderoso y puede darnos fuerza en aquellos momentos difíciles. El perdón es en realidad un acto deliberado e intencional. Es una decisión que restaura la vitalidad y la posibilidad de seguir adelante. Así que, perdónate tanto a ti mismo, como a quien te causó daño o malestar.

Cuando se trata de crear más amor en nuestras vidas, es necesario dar paso y cabida al perdón en nuestro corazón.

Por último, Sé amable contigo mism@, pero no te conviertas en una víctima de lo que te sucedió

Tu autoestima probablemente haya sufrido un duro golpe y serás vulnerable antes de volver a ser fuerte. Por lo tanto, rodéate de personas en las que confíes. Habrá muchos días buenos y algunos malos, pero eso está bien, solo es cuestión de que sigas adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.