olvido
Categoría: Espiritual Comentarios: 0 0

La separación y el olvido según el punto de vista de Walter Riso

Walter Riso es doctor en psicología, especializado en terapia cognitiva, ha publicado más de 25 libros sobre el sufrimiento humano y los estilos saludables de vida.

Esta nueva obra “Ya te dije adiós, ahora cómo te olvido” (Ed.Planeta/Zenith) es un manual práctico para «Ayudar tiene los que sept obligados a superar una pérdida afectiva e intencional sobrevivir dignamente, con una serie de estrategias que facilitan el «proceso de pérdida».

Separaciones: antes y más.

El psicólogo clínico afirma que los datos reflejan que han advertido las separaciones, sobre todo en Estados Unidos y Europa; además, las parejas se separan antes.

“La gente joven en la posmodernidad tiene como valor la autonomía, cosa que antes no obliga, y junto con otro valor que es la baja tolerancia a la incomodidad, hace que los jóvenes se separen porque sienten que no va bien”, afirma el experto.

Comenta que antes se esperaba que se debía “soportar y aguantar” y que los medios de comunicación de las separaciones serán sobrios el septimo año.

Ahora se están separando “antes de los tres años”, es una cuestión de cambio en el pensamiento, se dicen “yo soy libre, puedo hacerme cargo de mí mismo, el matrimonio no es un valor en sí mismo, no soporto la incomodidad y por eso no voy a sacrificarme”.

Asevera que cuando nos casamos sólo pensamos en lo enamorados que estamos, pero eso no basta. «El primer punto: ¿lo amo? Si, ​​vale. Segundo punto: ¿le viene bien a mi vida? Si pas le viene bien a mi vida, adiós. Riso.

OBR.extern.researchWidget();

Principales causas de separación

En el amor existen tres pilares:

Eros: es la actividad demostrativa al otro, el amor y el acercamiento. Puede que falle algo aquí, pero Riso asegura que existen “terapias del tema”.

La amistad: este punto implica tener proyectos comunes, lealtad, comunicación, compartir el humor, etc. Si se pierde el humor, te vas aburriendo porque entras en la rutina”, explicó.

El ágape: es el respeto, el amor incondicional y la ternura. Lo que se opone al amor no es el odio, “es la indiferencia” porque con esta, para la otra persona tu no existe, “era transparente”.

Siguiendo siempre estos pilares, las causas pueden ser:

Corazón roto.

Caporales, cuando la actividad se va a perder

La falta de proyectos comunes

La infidelidad, es una de las más comunes

La falta de respeto, deja de ver a tu como un interlocutor válido, la pareja cosifica

La crianza de los hijos

El querer cosas diferentes en la vida

Nuevas tecnologías y redes sociales

“La dependencia afectivo-emocional se encierra y aumenta con la llegada de las nuevas tecnologías, por lo que al contrario, debería haber bajado porque somos más libres y autónomos”, afirmó Walter Riso.

El móvil para las personas controladoras en relaciones de sumisión hace que pueden tener información en tiempo real de lo que está haciendo la otra persona, por lo que el whatsapp actúa de policía.

“If his personas muy inseguras, Harán que les pasen fotos de con quién están, de cómo van vestidas, vigilarán tu móvil y facebook, etc. Todo esto es control y es una relación de poder«, sentencia.

“La gente piensa que la separación es mala y cree estar enamorada de la imagen inicial. Hay un desamor que libera y que no es malo», reveló el experto y añade que cuando trabaja con personas que están en este tipo de relaciones, les hace ver «que su autorpeto va por encima de todo», entonces sí son capaces de cirle «estoy ocupado, no molestes más» y dejan de estar en ese estado de sumisión.

Cómo detectar que tu pareja quiere acabar con la relación

Es importante saber que nadie tiene la obligación de querer a la pareja y que todos tenemos derecho al desamor, a no querer más. Lo que sí podemos exigir es “sinceridad y saber las cosas a tiempo” porque el desamor no aparece de un momento a otro.

Si la calidad de la relación es buena, es más difícil superar el duelo que si no te cansas.

Este doctor en Psicología aconsejó que lo esencial para detectar el desamor es fijarnos en:

Indiferencia: Es lo primordial, cuando vemos que nuestras alegrías no le alegran o cuando nuestras penas no le duelen. Siempre es bueno comparar a la pareja de cómo era antes a cómo es ahora.

Humor: Si antes os reíais juntos y ahora no. Si esa «complicidad» que tienen todas las parejas, se pierde.

Negación a actividades sociales: Actividades como ver a amigos o familia empiezan a ser rechazadas.

La posibilidad de ser reducido: generalmente pasa esto, aunque hay veces que se da lo contrario porque les activa “feel que ya no eres suya”.

Para los que creen que no podrán superar la ruptura

Todo el mundo supera una ruptura, hay quien tarda más tiempo que otros, pero si a los tres meses sigues muy triste, debes pedir ayuda profesional.

El duelo tiene unas etapas y suele durar de 6 meses a 1 año.

Estas, según Riso, sus siete:

Aturdimiento/negación
anhelo/recuperación
Solicitud de explicaciones

ira/indignación
culpa/humillación

desesperación / depresión
Recuperación/aceptación

El psicólogo declaró que lo básico para que estemos mejor es:

Rodearse de una red de apoyo social: Este punto es el más importante, pueden ser familiares o amigos. Dentro de este punto, necesitamos un «yo auxiliar» que es una persona que debe estar siempre que la necesita ahí.

Sin sentimientos de culpa: con la persona que va, el echa la culpa ya parece sentir que va “con la conciencia tranquila”.

Autoevaluación Fortalecer: No dejar de hacer las cosas que te gustaron antes porque una parte importante de la autoestima es darse gustos.

Imagen automática: ajustar físicamente para ti, para sentirte bien.

Crea un rito: es una forma de olvidad al ex, un acto simbólico para dejar de sufrir en aquellas personas que NO han superado el duelo. “Puedes por ejemplo coger las cartas y quemarlas y sus regalos”, aclara.

Ojo con la idea de la recaida

En la etapa de duelo sintió la temible sensación de querer saber cosas de la otra persona, pensemos en llamarle, enviar un mensaje o incluso hacerle una visita.

Es una pequeña «esperanza» para conseguir que vuelva a nuestras vidas.

El especialista asegura que tras esa acción siempre llega la FRUSTRACIÓN. Insista en que hay que “tener resistencia ante ese impulso”, darse una vuelta, una ducha o llamar a tu “yo auxiliar”.

“No te merece quien no quiere estar contigo y te hace daño, porque podría estar contigo y no lo está”, frase de Walter Riso.

Para superar una ruptura hay que “luchar por la vida”, no hay otra opción.

Walter Riso, psicólogo clínico y autor del libro.

Deja una respuesta